Blog

Últimas novedades del mundo de SEO y Social Media Marketing

24

Jul 2014

¿En el marketing se debe mentir para vender más?

Posted by / in Blog, SEO

Es una pregunta que muchos se hacen a menudo…

¿En el marketing se debe mentir para vender más?

Cuando se promociona un producto a veces se exagera sus ventajas y oculta sus defectos ¿Pero hasta llegar al punto de omitir desventajas con respecto a la competencia o directamente mentir sobre sus características?

Desde la posición más cínica, en la que no nos importa nuestros visitantes y lo único importante es vender, dejando de lado reglas morales…

¿Vale la pena mentir y vender más arriesgándose a perder visitantes habituales?

¿O es mejor ser realista con el producto y ser honesto con los visitantes y vender menos?
Los comercializadores y publicitarios llevan un estigma a la hora de mentir o hacer exageraciones, se utiliza la mentira en algunas grandes superficies comerciales para mantener la buena imagen de la empresa ante el público en general.
Por lo tanto, a menudo se cree que es el deber del vendedor siempre mentir para alcanzar los objetivos de ingresos. Y muchos dicen que no creen que sea posible hablar con la verdad en un texto de publicidad!
Es cierto que hay publicidad engañosa, pero aun así hablar con la verdad debe ser la esencia de la publicidad y la propaganda.

La potenciación de las cualidades

Hay una línea muy fina entre la verdad y la mentira en la publicidad.

La buena publicidad, a diferencia de un texto de filosofía o una factura legal, debe ser lo más preciso posible, no se trata de conceptos de comunicación. Aristóteles, probablemente sería una mala publicidad. La buena publicidad, básicamente, es hacer frente a una comunicación emocional entre el anuncio y los consumidores, con el objetivo de persuadir a comprar un producto que tiene cualidades sorprendentes.

En general, yo suelo decir que marketear un producto o servicio es empoderar a todas sus cualidades y neutralizar sus defectos.

¿Un buen producto o un buen vendedor?

Nos damos cuenta de que para hacer una buena comercialización de un producto, ese producto debe ser realmente bueno.

Sin embargo, es muy posible que un mal profesional tenga en sus manos el producto más deseado 9 de cada 10 personas que conforman su público objetivo y todavía hacer una campaña pésima de publicidad.
¿Qué pasó? Desde luego, no sabía cómo comunicar las cualidades sorprendentes de que el producto tenía.

Ejemplo: Su hi-phone (producto chino) no es un iPhone

Del mismo modo, no sería honesto vender un hi-phone como si se tratara de un verdadero iPhone. Incluso en la era de Internet, donde todo lo que ocurre puede hacer proporciones globales muy rápidamente.
Incluso si usted no tiene el mejor producto en la mano, puede crear la mejor publicidad para él. Es crucial entender completamente sus fortalezas y debilidades, sus oportunidades y amenazas del mercado (el famoso DAFO) y buscar una comunicación sincera, para dar la máxima resistencia a las cualidades que posee el producto.
En el caso de un teléfono de alta gama, lo que está lejos de ser el mejor teléfono del mundo, pero se ve como un iPhone, una buena idea sería la de acercarse a su increíble diseño, y agregarle algo único, algo que ni siquiera el iPhone tiene.

entradas recientes

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies